Una empresa venezolana con raíces europeas

La empresa inicia su andar en una vieja casa colonial de San Blas. El típico olor a cuero impregnaba toda la casa, y se hizo parte integral de la vida de toda la familia.

La fabricación artesanal de zapatos viene de dos generaciones y dos continentes. El abuelo paterno Luigi se dedicaba al oficio, al arte de hacer zapatos. El fundador Vincenzo desde los doce años es aprendiz y ya a los veintiuno es Maestro, no había secretos para él en su arte de elaborar calzado para damas, caballeros y niños. Mientras que en la rama materna, se repite la misma historia familiar, de artesanos en el oficio de fabricar zapatos.


Los abuelos de los cuales se hereda esta hermosa tradición, vienen del pueblo de Santa Maria a Vico (Caserta). Un pueblo italiano, donde el arte de la zapatería se transmite de generación en generación. Sin embargo, hoy en día  ya quedan pocos Maestros y los aprendices motivados se han hecho escasos.

Las carencias producto de la posguerra obligan a los abuelos a emigrar y es así como llegaron a Venezuela. Tierra de gracia que los recibió con los brazos abiertos al final de los años 50. Ellos, junto a otros cientos de inmigrantes italianos, desembarcan en La Guaira, viendo un pesebre nocturno napoletano. Sus oficios: obreros especializados, artesanos, artistas, todos con las ganas y la motivación al logro que les permitió fundar talleres y pequeñas y medianas empresas que todavía sobreviven en el presente. Se incorporan inmediatamente al desarrollo económico del país y a la industrialización. Y producen calzado de calidad y diseño de vanguardia que lidera en los mercados latinoamericanos por muchos años.

El pequeño taller evoluciona y en los años 70 nace Zermac, c.a. empresa  dedicada a la fabricación de calzado juvenil y para niños: estilo casual, escolar, deportivo, de vestir, de comunión y fiesta. Poco después, se crea y se registra la marca “New Rock”.

+
0
Años en Venezuela
+
0
Empleados
+
0
Producción mensual
0
Generaciones de zapateros

La planta de producción de Zermac, c.a. está ubicada en la Zona Industrial Castillito, en el Municipio San Diego, Carabobo.

El galpón tiene un tamaño aproximado de 1.000 m2 y está completamente acondicionado para la actividad industrial de fabricación de calzado. Además cuenta con 300 m2 de oficinas administrativas, estacionamiento y zona de carga y descarga.

La capacidad de producción de la planta, está estimada en unos 12.000 pares de zapatos mensuales. Actualmente, se está trabajando a un nivel de 8.000 pares, para llegar al 100% en las temporadas altas del año.

Su recurso humano, conformado por artesanos y aprendices, es de 25 trabajadores y aumenta progresivamente, hasta llegar a 45, para finales de año.

Zermac, c.a. ha crecido mucho en los últimos años, sin embargo, de ese pequeño taller aún se conserva el mismo patrón y los principios artesanales de fabricación y elaboración de calzado que los ha caracterizado. Cuidando la calidad del producto. Un calzado bien hecho en Venezuela con estilo europeo.


Una empresa venezolana con raíces europeas, que seguirá en Venezuela y fabricará zapatos de la marca New Rock, por generaciones.